29.8.15

ESTADO DE NORIA / ANA MARTÍN PUIGPELAT

El niño se demora mientras busca
tesoros escondidos por las horas
que en sus manos resultan sorprendentes:
pedazos de algún mar o de lagarto,
esa antigua panoplia de luthier,
una ambrosía turbia, instantes de ceniza
o el germen de algún dios .

Acumula sus sabias colecciones
tras el tibio chirrido del columpio.

***

Es hora de salir , está previsto
el reloj marca fiero la jornada.

Ella se irá a limpiar otra inmundicia,
el niño a destrozar lápiz y pelo
y el hombre a su labor de servidumbre.

Ellos lo llamarán siempre trabajo. 

Estado de Noria
Ana Martín Puigpelat
Sial Ediciones
Madrid 2005




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada