24.12.16

Ahora qué, bajarán a las cenizas con ritos múltiples
atarán las cuerdas del olvido al dorso de las manos heladas
donde el último sentido produjo la aurora fría, el tacto y el oído a la par
las esquinas del recuerdo en vuelos tardíos
no había lugar para guarecerse de las lluvias del norte
solo un pequeño rincón del mundo imaginario
para pervivir con respiración pausada
sobre el recuerdo de cristales
por si solo eran ruidos de motores.

1 comentario:

  1. Siempre me estremecen tus palabras.
    Salud y felicidad en ese rincón tuyo.

    Abrazo.

    ResponderEliminar