11.10.16

Imagino un día, en la parada nacional, la cabra arrebata la corneta y nos lanza un discurso, a su propio estilo. Imagino otro día, Musina tricotando su pelo caído, detrás de las cortinas, mientras le da el sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario