17.12.15

1
Sin noticias de Max. Se ha subido al tejado a practicar morse y hemos visto maravillados cómo la luna lo absorbía desde el túnel de las lluvias. Las plañideras han agotado los clínex de los supermercados y, atónitos, los niños ante tanta llantina corren con sus mascotas atadas al cuello como si fueran boas en una Nochevieja fría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario