12.10.15

La vehemencia del dolor trunca el giro de los radios de la rueda

ayer eras simplemente la ondulación del ala de un sombrero
marrón de fieltro
y llegó un viernes frío a la casa del fuego
dormían
duermen

dormitar como marmotas
ajenos al invierno y a sus nieves

las calles pueden llenarse de esperanza
cuando la esperanza

No hay comentarios:

Publicar un comentario