4.7.15

Sobre los mosaicos de las paredes
de los portales de las casas viejas no escribíamos
azulón, verde y negro sobre blanco
ahora se recuerda hermoso
y no escribíamos sobre ellos
nos inclinábamos hasta el suelo
y escribíamos sobre las baldosas
los nombres de cada uno
los signos que representaban a cada uno
solo era una infancia de abandonos
de chicles de fresa o de menta, de regaliz y de pipas
mientras llegaba la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada