11.5.15

Era perfecto el deslizarse de la luz
mientras cuentas un cuento
a cambio de una barrita de regaliz
con dulzor malsano
sobre el esmalte de blancura total
y muerde tus propios dientes
y derramas el café sobre las hojas del libro
el libro bebe
se alimenta de ti y de mi
si te quedas a oscuras y escribes
morirán las ortigas almacenadas en los huesos
las puntillas óseas agujereadas por…
no es hora de nombrar el tiempo ni las pócimas
la luz se hace
nace también de los días rotos.

1 comentario: