30.3.15

Por las mujeres que sobrevivieron al peso de sus pies hinchados y tiraron todos los eslabones de la cadena al pozo más hondo de la desdicha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada