13.11.14

I

Rechazamos la duda
la espalda negra de un dios cualquiera frente al oscuro universo
cuando él vino silencioso pero con júbilo a despedirse
no muy lejos de aquí se tambaleaba sobre sus pies y balbuceaba unas palabras
era voz sin voz y presencia sin presencia


II

si te caes de ti mismo nadie puede levantarte
te acurrucas en un cuerpo grande
solo un cuerpo que es ya muchos cuerpos
caparazón sobre caparazón
escamas del tiempo que besamos a diario
para que ningún final llegue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario