3.6.14

Diaro de

Alzo los brazos, aquí, aquí entre las hierbas, aquí entre los guijarros, pero fuera del agua. Aquí, aquí me enrosco, como una nuez, guardada dentro del estuche de madera. 

Aquí donde las vértebras hacen curvas, ondulaciones de dolor y del canto sibilante que se arrastra. 

Escucha, Chet, el canto incesante, lo oigo perderse bajo el fluir del agua.

3 comentarios:

  1. ¡Qué te pasa! alzas los brazos entre arenas y rocas, playas o fluir de aguas y de repente eres una nuez incapaz de salir de la madera (que es tu mente). fluye como puedas y lo antes posible, MJ, estoy empezando a no entenderte y eso no es bueno. Beso abrazo y saludo

    ResponderEliminar
  2. Es precioso, precioso, pero algo triste ese enroscamiento sin luz.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  3. entre tanta verdor y vegetación no puede haber mucho dolor.. al menos.. queda algo de esperanza...

    ResponderEliminar