18.4.14

Yono aparece vestida totalmente de negro con tocado de tul negrísimo rematado con dos plumas negras que sobresalen sobre el resto de los mortales engalanados que la acompañan. 
 Cómo es que hoy no sale mi nombre en la prensa, se me hace insoportable el día. Con la procesión de tanta virgen dolorosa los flases se me alejan y para un día soleado y sin lluvia y sin viento que hay en esta ciudad… Por favor, id afinando el tiempo.

 (No hay valientes en el paraíso)

3 comentarios:

  1. Confieso mi repelús hacia las procesiones. Así q me alegro de q el esfuerzo de la pluma y del tul no le sirva. Jijijijiiii.
    Hola, Alfaro. A veces vengo a verte.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Sara, hace poco que pasé por tu blog para leertu última entrada.
    Ya ves que por aquí seguimos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Un tul para ver pasar las nubes, solo ellas, de todas las formas y colores.
    Besos

    ResponderEliminar