16.4.14

Ya no recuerdas la nieve. Llega la primavera a las ramas. La claridad se acerca, cae, incide con su ángulo más obtuso sobre las sombras. Es como despertar del frío. Como traer un huracán de colores. Permanecer en el milagro del cambio de luz.

3 comentarios:

  1. Preciosidades lo que nos dejas. Y las estaciones, siempre al acecho para sorprendernos.
    Besos besos

    ResponderEliminar
  2. Ni olvido el resplandor de la nieve, su peso sobre las ramas, su milagro.
    Gracias, un abrazo

    ResponderEliminar
  3. la primavera ha perdido valor, debe ser porque cada vez es más largo e intenso el invierno.
    un beso

    ResponderEliminar