29.4.14

dispuse el arco del río y la curva de la ola para que tu vista no se pierda en la mirada al infinito 
no había entonces estrellas al observarte en la noche 
ni una luna caída sobre los charcos para dar una idea feliz a la visión nocturna

2 comentarios:

  1. Nada que estorbe nuestros pasos en la senda de los sueños.
    Una delicadeza bellísima, de las tuyas, como la anterior.
    Besos, MJ, besos

    ResponderEliminar
  2. siempre queremos proteger al objeto amado de cualquier forma... pero esta es de las más bellas que he visto..
    un beso

    ResponderEliminar