2.3.14

Mira qué bien ha salido todo, sobre azules y blanco como si estuviéramos en el mismo cielo, ha sido una maravilla de maravillas, los niños aplauden y vociferan y hasta los mayores admiran extasiados el prodigio. Después de los ciclones, el espectáculo es un éxito, de camarillas, que lo sé aunque no diga nada, pero a quien aplauden es a Yono. Abrid los brazos, que cuando llegue el sol podamos abrazarlo, mientras tanto abracémonos a la lluvia de invierno.  

(No hay valientes en el paraíso)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada