28.2.14

Todos estábamos alrededor de tu poema, lo rodeábamos con mimo, te rodeábamos hasta cercenarte el espacio del poema y ahogarlo en nuestra voz. Así fuimos todos uno contigo en tu voz sin espacio. Te preguntamos, queremos saber, cómo se hace un poema, cómo nace un poema o cómo muere la voz del poema. Habla, pronúnciate pronto, no te calles para siempre. Avísanos si te disfrazas. Tira de la lengua a los afiladores de cuchillos y tijeras. Tírate al océano si quieres con salvavidas o sin él. Todo eso nos da igual. Nosotros solo queremos saber. 

(No hay valientes en el paraíso)

1 comentario:

  1. ¡Qué hermosas preguntas!

    Yo también quiero saber, ¿llego a tiempo?

    Besos

    ResponderEliminar