8.2.14

Recuérdame, Chet, en letra pequeña de brea 

antes de que tú te despiertes yo habré recorrido cien veces más tres la misma palabra de puntillas sobre cada frase

no es domingo todavía ni tiempo de bajar al mar pero los delfines han llegado muertos a la playa y reposan esperando sobre la orilla.

3 comentarios:

  1. Los delfines quisieran jugar con tus palabras. Ellos tan tiernos, tan listos, tan infantiles.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Las palabras se desgranan si no las miras; los delfines juegan con las letras y las desordenan, solamente les importa tenerte cerca.

    ResponderEliminar
  3. me encanta tu Chet... un personaje entrañable!

    ResponderEliminar