2.12.13

Diario de

Por la noche el parque es como un borrón de tinta china entre cuatro calles. Nos cruzamos y apenas si nos vemos las caras. 

Es una crisis de luces. A media luz los sapos, si los hubiera, y los perros y gatos callejeros si no hubieran sido exterminados. 

Y total, para lo que hay que ver, dicen, viento del norte sobre los adoquines dela ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada