9.8.13

no le digas nunca a nadie que has visto murciélagos azules volando hacia el mar
en un tiempo en que las gaviotas habían desaparecido de los cielos marinos
de los cielos de las basuras
y de los tejados rojos

3 comentarios:

  1. murciélagos en lugar de gaviotas, día en lugar de noche...
    besos

    ResponderEliminar
  2. Hay que cosas que mejor no se las decimos a nadie, no las entenderían.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. El otro día vi muchos murciélagos, tantos como mosquitos, fue una batalla épica de nivel intergalactico, me senté en un banco para no ser yo y perdí la noción del tiempo, había tantos que taparon la noche, todos los que pasaron por allí los vieron, no lo olvidare nunca, volaban tan cerca que aun puedo escuchar su aleteo, esquivandolo todo, lanzando ecos, que también oí. No se si debo contarlo o no, podía haberles cogido a todos con la mano, pero lo único que quise es ser uno de ellos. No se si eran azules, la luz de las farolas mienten.

    ResponderEliminar