27.6.13

...
los grandes cruces, los pequeñitos, los casi invisible
los caminos bifurcados, los falsos, los inexistentes
las avenidas por las que van y vienen y se avienen
las avenidas que revienen y te devuelven a la avenida de infancia
las calles de nombres propios, las nombradas, las innombradas
las de nombre subyacente y muertos de república
los arcos, los soportales por donde corrían mares de cangrejos
tesoros del mar y miradas cristalinas con sabor a chocolate
de merienda y a chicle pegajoso y
 …

2 comentarios:

  1. ...las calles mojadas, los árboles susurrantes, el sol del ocaso y aquella muñeca rota...

    ResponderEliminar
  2. y el chico que te esperaba a la vuelta de ese mar, de ese camino polvoriento,en su bicicleta con la que escapar por ese mismo camino, en dirección a un futuro inalcanzable y


    *

    ResponderEliminar