30.5.13

Helechos para la ciudad y virutas enrojecidas de cadmio para los caminos borrosos del olvido 

sobre las flores perviven los pueblos, sobre lo más frágil permanece la voz 

nudos de árboles y caminos circulares nunca rectos 

huellas sobre cristal como vaho 

vestigios

2 comentarios:

  1. El olvido, sin color, sin olor...¡ah, quizá el cadmio!
    Y tus palabras, siempre más allá, más allá.
    Besitos

    ResponderEliminar