13.4.13

El día que no escribo es como una pequeña desolación. No me escribo, no me rallo, no me hago virutas, solo me enrosco, me adentro hacia la ausencia. No me oyes. 
Solo como un sonido consonante.

5 comentarios:

  1. Como si una hablara para dentro y las voces reverberaran en todos los huesos..
    un saludo...

    ResponderEliminar
  2. No mirarnos en nuestro espejo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. me reconozco adentrándome en la ausencia...

    besos, mj*

    ResponderEliminar
  4. Entiendo esa desolación. Estuve un año en ella.
    Un honor leerte de nuevo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Esa maravillosa necesidad de escribir, como una fiesta.

    Abrazos

    ResponderEliminar