1.2.13

Magú, que no es ningún mago, espera en el andén el tren de las dos de la tarde
piensa en el tren y en la palabra del adversario
la palabra del adversario o el viaje
el viento se lleva el sombrero de fieltro de Magú
entre dos vías deja el viento el sombrero de Magú
el tren pasa sobre el sombrero negro de Magú
y se detiene en el andén donde Magú espera 
y él deja la palabra del adversario entre las dos vías
donde el viento hizo volar su sombrero.

3 comentarios:

  1. Amiga, magnifico poema, con un ritmo envolvente que me ha encantado

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. tus poemas, ya te lo he dicho antes, son como cuentos con finales abiertos..
    besos..

    ResponderEliminar