11.2.13

En pleno invierno y cuando más llovía y granizaba el juego consistía en atrapar quince moscas. Algunos se fueron hacia las cuadras porque allí, dijeron, siempre hay moscas.

1 comentario: