20.2.13

49

Por todos los sapos, decía hombre chispa cuando se enfadaba. Por todos los príncipes y princesas, dice hombre chispa cuando se enfada. Ahora lo entiendo. Aquí, desde estas cajas relumbronas no podéis daros cuenta, pero si os alejáis del brillo relumbrón de las monedas veréis que el sapo es el ser más saltarín del planeta y ya no querréis saber nada de la corte ni de los palacios de congresos donde hombres con apariencia de sapo intentan saltar y se caen de bruces. Es entonces cuando deseamos regresar a las cajas y no pensar palabras malsonantes. Nos quedamos con el amarillo de los limones y con su acidez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario