8.1.13

46

Identifíquese usted. Identifíquese como un lechuga, como un pollo frito o como una zanahoria, pero identifíquese, y recuerde que está en la sección de frutería. Es obligatorio ponerse los guantes y si tiene escafandra colóquesela también. No recorra los pasillos como si fuera un niño en patinete. Avance. Avance. No deje su carrito parado junto a otros muchos carritos, es algo subversivo, puede usted provocar accidentes circulatorios graves para la locomoción de las personas, piense en los pies y las piernas de los ambulantes de pasillos. 
-Por dios, que se calle de una vez esa cotorra de altavoz. 
-Una señora muy sensible de oído se fue a toda prisa con las manos en la cabeza tapándose los oídos porque el altavoz la ponía loca. Esa voz de orden es más peligrosa que todos mis carritos en desorden por los pasillos. 
-Por dios, reunámonos todos en silencio hasta que la voz vigiladora se calle. 
-Sí, sí, o que nos cante un gregoriano o un pasodoble o una angustia vital de Brel pero que deje de dar órdenes acumulativas.

3 comentarios:

  1. Uhm... Me encantan las fruterias en las que las frutas, con sus bellos colores, estan sabiamente ordenadas...

    Es una mezcla de colores que me encanta contemplar

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  2. Una vez escuché una frase que me encantó "hay gente que lo ponen todo perdido de palabras".

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Me identifico, avanzo, me identifico lechuga pocha, zanahoria sensible y sorda en la sección de frutería.
    Gracias

    ResponderEliminar