24.12.12

Han venido a visitarme el hombre de la camisa de cuadros y el niño del jersey amarillo
no sé quién habrá llegado primero, no se han cruzado, no se han saludado, ni se han visto.

Cuando hay fiebre el hombre de la camisa de cuadros se acerca a la mesa que está al lado de la ventana
nunca sé si hay fiebre en la casa porque la trae el hombre de la camisa de cuadros o si el hombre de la camisa de cuadros está al lado de esa mesa porque ahí lo coloca la fiebre 
es una incertidumbre que me deja vivir e incluso me deja dormir

el niño del jersey amarillo es repentinamente atolondrado en sus apariciones en la casa 
aparece de repente a mi lado como queriendo tocarme en el brazo, una simple llamada de atención, me digo 
el niño del jersey amarillo no me gusta nada 
es el único que podría no dejarme dormir, me temo, con cautela.

2 comentarios:

  1. y si tiras todos los termómetros de la casa. Ellos
    lo sabrán?

    ResponderEliminar
  2. El hombre es el niño que creció, a pesar de la fiebre.
    :D:D:D

    ResponderEliminar