22.12.12

Busco al que devoró el cuerpo y sus aliños, el gran devorador que solo dejó una pequeña tira de piel ennegrecida y cuarteada 
el devorador que no se deja ver y se alimenta en la oscuridad de la noche con o sin alevosía 
su único rastro son tres trocitos de piel abandonados diseminados aquí y allá.

1 comentario:

  1. Buscar hasta debajo de las piedras. Estoy contigo.

    Abrazos, y risas para sobrevivir.

    ResponderEliminar