10.12.12

3

En la sala de curas los cuerpos se repiten lastimosamente
las úlceras de tobillo lejos de la lengua de los perros y sin succiones precisas
los pies ennegrecidos y los ojos cansados de mirar la noche

duérmete niño con la nana del sol.

3 comentarios:

  1. Es duro dormir cuando se tienen dolores tan profundos y duros de sanar.
    Aún intentamos cerrando los ojos y haciendo fuerza con las sábanas!

    ResponderEliminar
  2. Ay, Señor... Porque se te ocurrió morirte dejando todo esto a medias...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar