30.11.12

44

-Si se te cierran los ojos échate a dormir, así de claro os lo digo. ¿Veis cómo duermo? Pues duermo porque se me cierran los ojos. 
-Pero qué dices? Si estás despierta. 
-Qué voy a estar despierta, que no os engañe el hecho de ver ojos abiertos, ojos abiertos a mogollón, como manos abiertas. Es que aunque veas esto es lo otro. Y si ves lo otro puede ser esto. Como las farolas, tienen sentido rítmico, tres apagadas y una encendida y tres apagadas... 
-No entiendo nada. 
-Es muy sencillo, nos invitan a la dormición de invierno hasta que pasen los reyes magos de la mano de Noel y de Claus y de Enol... 
-¿Y ese quién es? 
-Quién va a ser, el hombre del lago que no duerme nunca, ni en invierno ni en verano, apaguen o enciendan luces le es indiferente y siempre va con los ojos abiertos y donde es esto es esto y donde es lo otro es lo otro. ¿Lo entendéis ahora? 
-¿Y tiene trineo? 
-No, él es hombre de trirremes, nada de trineo en un lago que apenas tiene hielo. 
-Vale, tendremos un nuevo héroe, Noel, el de los trirremes. 
-Eso, este invierno, Noel, el de los ojos abiertos.

2 comentarios:

  1. nada es lo que parece...me parece...


    besos,mj*

    ResponderEliminar
  2. ¿Nos ayudarán sus ojos a ver de forma renovada o seguiremos viendo espejismos?
    Besos, MJ

    ResponderEliminar