26.9.12

39

Martínez arroz sos, es el título de la nueva propaganda y yo no quiero arroz, catilina. Y si vosotras lo queréis, sabed que el fuego para la cocción se iniciará hacia el mediodía, cuando el carnicero mayor tenga a bien prenderlo y repartir los rabos de toro de la última corrida de este país sanguinario, lo que sobre lo embuchará en morcillas y en choscos. Desconozco totalmente estos dones culinarios. Vosotras no sé, pero yo me voy a comer mi tartine a la última esquina del barrio chino, donde también flotan en cazuelas los perros y gatos callejeros que han desaparecido de la ciudad. Prepárense pasajeros de carritos imaginarios, llegarán los vientos y podremos volar sobre las sangres de los toros y animales domésticos sacrificados, y esto si la presidenta del real no nos corta el aire con bengalas incendiarias mientras posa infantil y remilgada para el último book de la moda infantil de sus nietos. Y no quiero olvidarme aquí de mis nietos... 
-Ah, tienes nietos… – interrumpe una cajera. 
-No, pero no quiero olvidarme tan pronto de ellos.

2 comentarios:

  1. insisto: cualquier parecido con la realidad...

    un beso. o dos.

    ResponderEliminar
  2. Te leo y no sé si es por la influencia ambiente, pero me enciendo.
    Tampoco quiero yo olvidarme tan pronto de los nietos que no tengo.
    Un abrazo muy grande, MJ.

    ResponderEliminar