2.7.12

7

De cuando hay una oveja sola en medio de un prado y al fondo un mar oculto por un faro pintado a rayas. 

De cuando las ovejas sustituyen a las vacas y queda una oveja sola en un primer plano y en sus ojos buscamos el ojo tranquilo de cualquier vaca de manchas negras. 

 No traspases más el umbral de la casa. No busques la imagen cotidiana y tranquila. 

Una tarde descubres que faltan las líneas blancas, que la profundidad es menos profunda, que el ojo se equivoca cuando busca la profundidad al fondo. 

Solo se trataba de romper planos, encontrar el vacío entre las roturas, dejar a la vista un hermoso horizonte de colores. 

 Fue en vano. Solo fue un mundo monocorde. Un solo color para vivir.  

7 comentarios:

  1. No me gusta el mundo en blanco y negro... Dicen que es mas artistico, pero no me gusta

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Siempre buscando lo bello de la vida... Es lo único que tenemos.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No saben que los colores van con la vida, no pueden arrebatárnoslos.
    Besos MJ

    ResponderEliminar
  4. Cuando falta lo de siempre, parece q falta todo. Pero no es así. O no debiera serlo.

    ResponderEliminar
  5. El ojo engaña la mayoría de las veces, no te puede mostrar la verdadera belleza, ni la verdadera profundidad de la vida.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a tod@s por vuestros comentarios, piso sobre obras y a penas si puedo llegar hasta el ordenador y leeros y responder.
    Un abrazo grande para tod@s.

    ResponderEliminar