19.7.12

33

De lejos llegarán alforjas, de colores vivos y alegres, colores chillones. Sonarán gaitas, tan ancestrales como las alforjas chillonas. Y bailará feliz ese hombre bueno que siempre nos dice faltaría más. Y olvidaremos las conversaciones tristes que hemos oído sin querer durante la mañana en las cajas. Y a por ellos, los hacedores del tiempo de los relojes, el tiempo cruel y disparatado. Cajeras, solo os falta limar las uñas, afilarlas y alquitranarlas.

3 comentarios:

  1. Nos hace falta la alegría, olvidar las conversaciones tristes, nutrir de gozo el interior desasosegado. Nos hace mucha falta y, como tú, clamo por su presencia y me preparo para su acogida.

    Me ha llegado profundo, MJ. Es bonito soñar y, más que soñar, preparar el interior para que surja la dicha. Su poder es más efectivo que el de las lágrimas.

    Un abrazo grandísimo.

    ResponderEliminar
  2. La alegría que nos van quitando que salte de pronto ¡zas! y nos sorprenda y nos cubra de gozo.
    Aunque sólo sea un rato.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Conversemos que se hunde el barco!
    Besos!

    ResponderEliminar