7.6.12

Vigesimoctava brevedad


Si hablas ahora la ceguera lo cubrirá todo. Si hablas de los días teñidos de negro que dejaron las aguas negras y las aguas rebosaron negritud en el alcantarillado de la ciudad. 


II 

Eran días de palmeras y de palmas cortadas y extendidas al sol. Alguien pregunta por los dátiles de la última Navidad. Dátiles de Egipto. Intento imaginar el sabor ácido del Nilo cuando mezcla sus aguas con sangre y alguien lanza una red blanca para que tus pies la atraviesen. 


III 

Todo era dormir en lo más impersonal del verbo y a veces despertar sin verbos.  

1 comentario:

  1. Durmamos, siempre, entre verbos, no entre pesadillas...

    Un abrazo

    ResponderEliminar