11.6.12

29

- Vuelve fue la última palabra que oí antes de subir al tren que me trajo a esta tierra. Sueño con ella, vuelve, vuelve. Podían haber pronunciado regresa, que suena más repetitivo por el ‘re’, pero se ve que no quisieron repetirse ni en mi despedida –explica chica chispa a las cajeras. 
- No vayas a rayarte con eso –aconseja una de las cajeras. 
- Es lo malo de dominar varios idiomas, que entiendes todo lo que te dicen –añade otra. 
- Pero luego están las aguas subterráneas y me pierdo –se lamenta chica chispa. 
- ¿Qué aguas subterráneas? –pregunta la cajera. 
- Las de las palabras… ¿o estáis sordas?

4 comentarios:

  1. A veces sería preferible estar sorda para oír sólo el murmullo de las palabras que importan.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. El agua subterranea de las palabras...

    Que cosa tan bella...

    ResponderEliminar
  3. veo que chica chispa adhiere a la teoría de hemingway.
    pero lo dice más bonito, nada de "iceberg", sino "aguas subterráneas"...

    beso*

    ResponderEliminar
  4. Cuando se tiene demasiada sensibilidad pasan esas cosas.

    Besos, MJ

    ResponderEliminar