20.5.12

Nunca piensas en un cocodrilo cuando los niños hablan del rey de la selva, de los cuentos escritos hace mucho, pero el cocodrilo danzaba siempre sobre las aguas del río mientras el león se alejaba. 

Los días de Pokemon y de los Power Rangers fueron breves, comparados con el reinado del león. 

Fue necesaria una Mafalda para desplazar de la orilla al rey dorado de las sabanas.

2 comentarios:

  1. mi mafalda, la que llevaba pintada en el cuello de mi uniforme de último año de secundaria, mi reina.

    besos*

    ResponderEliminar
  2. Mafalda, el descubrimiento de la juventud, la que ponía palabras a nuestros pensamientos.
    Besos

    ResponderEliminar