25.5.12

24

- Soy como un guante y me doy la vuelta. En mi país, tierra de gimnastas, estamos acostumbrados. Puedo revertirme. Es como un don perdido. 
- ¿Y de que condición? 
- ¿Y por qué preguntas? Las cajas os están convirtiendo en cajeras desalmadas, lo vuestro será una reconversión. ¿Veis que los carritos me hayan convertido en carrito o en rueda? ¿Acaso yo os pregunto? No pregunto. Ni quiero saber por qué se recogen perros y gatos perdidos y desaparecen para siempre, como si fueran una exquisitez. Luego irán a por las palomas y cuando no quede nada por las calles y los parques irán a por las gaviotas. ¿Hace falta preguntar? Basta con mirar, observad desde vuestras cajas. Si hasta chirrían las ruedas de los carritos cada vez que divisan a lo lejos una mascota mal acompañada.

5 comentarios:

  1. creo que también es mi país, chicachispa*

    ResponderEliminar
  2. No asomemos mucho el hocico por si acaso. Real y cercano, creo que también es el mío y por eso invito a ser como tu guante el próximo 8 de junio, salir con algo al revés a ver si logramos poner de nuevo algo al derecho. Saludosss!

    ResponderEliminar
  3. Esa característica tan común de muchos: no mirar. O quizás, es que no lo sepan.

    Un beso. O dos.

    ResponderEliminar
  4. Que cosa tan terrible... Que la reconversion llegue a convertirnos en seres desalmados...

    Un abrazo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  5. Me recordaste a Bertold Brecht.
    Todos somos del mismo país mismo.
    Besos

    ResponderEliminar