3.5.12

18


Cuando tú me llamas qué bueno sería que todas las letras de mi nombre se repartiesen por la casa como mariposas en el aire y yo quedarme quieta y ausente. 



II 

Control intro y pasas página, después lo lees y cambias las palabras.

6 comentarios:

  1. El I.
    Pero también el II.
    Admiro mucho tu capacidad de decir tanto en pocas palabras.

    :)

    ResponderEliminar
  2. una mariposa lee
    posada en mi mano
    las letras de una ciudad
    innombrada*

    ResponderEliminar
  3. Serán las mariposas, que te las cambiaron sin que te dieras cuenta.
    Besitos, MJ

    ResponderEliminar
  4. Un vendaval poético en I que se desmorona en II de forma abrupta.
    Ay, qué terrible es a veces pasar página o cambiar palabras.
    Un abrazo grandote.

    ResponderEliminar
  5. "Los nombres que nos pueblan la vida,
    nos consuelan tal vez de algo que falta
    en el centro sin nombre de todo,
    los nombres que nos pueblan la vida
    como pequeños duendes
    o mínimos fantasmas
    nos guardan sin embargo del mayor accidente:
    la caída de la nada en la nada.
    ¿Nos será que los nombres
    que nos pueblan la vida
    señalan, por encima de las cosas que nombran,
    el lugar de otro centro?

    (Roberto Juarroz)

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar