12.4.12

14

De las cosas que nos pasan las más importantes son las que nos paralizan la vida, las que te dejan en un sinvivir.

Y, mientras, el agua corre, el agua.
Si vuelves a recorrer el pasillo una y otra vez y vuelves a olvidarte del tiempo exacto que vives sobre un fondo negro, quizá ya no recuerdes para entonces manos de niña arrebujándote la tarde.

6 comentarios:

  1. Acabo de leer un texto que además de su belleza, me identifica en su totalidad.

    EleanorSmith
    (Te leo desde el móvil, único medio posible)

    ResponderEliminar
  2. Pueden ser importantes, contundentes pero si no nos dan chance de aprender algo de ellas, si el resultado de todo es un sinvivir, prefiero vivir fútilmente.
    Prefiero irme con el agua que corre, que no se aferra a nada, que se escurre hacia adelante.

    ResponderEliminar
  3. Yo tambien prefiero vivir viviendo, y no sinviviendo...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  4. Es verdad y casi siempre es así, el sinvivir es de las más importantes pero porque nosotros lo convertimos de las más importantes. Sin embargo, pienso ahora en el calado de "manos de niña arrebujándote la tarde" y para mí también es importante, tanto como que me han arreglado la tarde y me ha hecho escuchar las risasque se quedan entre los dedos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Nos olvidamos de las hermosuras para fijarnos en el gris de los pasillos.
    Besos, MJ

    ResponderEliminar
  6. Y desde esas cosas importantes, atravesamos el mundo y a veces lo mediatizamos mediante con el arte, para intentar explicar lo inexplicable.

    Saludos

    ResponderEliminar