23.3.12

11

Cuando el libro estuvo terminado se lo di a leer a él. Me recuerda a ella. Fue lo que me dijo. Sí. Es difícil desprenderse. Tirar de esa especie de goma resinosa que nos inunda por dentro. 

Le di a leer el otro. Había dos libros. Este ya no, sin embargo tiene el mismo estilo. 

El estilo es el hilo común de los dos libros.

7 comentarios:

  1. Y qué estilo el tuyo mi querida!
    Cómo te admiro y cómo disfruto al leer tus palabras.
    Sabría distinguir un poema o historia tuya; son tan bellos, pero tan bellos *

    ResponderEliminar
  2. el hilo que entrama y ata*

    ResponderEliminar
  3. ojalá nunca se desuna tu hilo del nuestro... un fuerte abrazo, muy fuerte

    ResponderEliminar
  4. Eleanor,
    y tú no te lamentes de tu estilo, veo-leo cómo va cambiando transformándose en escritura firme y bastante propia.
    Un abrazo.


    ...


    Rayuela,
    el hilo, que en este caso no es de Ariadna ni del Minotauro, viene como tramado y quizá algo ate.
    Un abrazo.



    ...


    Gloria,
    esperemos que los hilos no se rompan nunca, como invisibles hilos de seda pero fuertes sobre el tiempo.
    abrazos para las dos.

    ResponderEliminar
  5. que bien nos heces pensar

    ResponderEliminar
  6. En algún momento el autor se delata en lo que quiere decir o en lo que estaba pensando cuando lo escribió.
    Y el estilo es inconfundible.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Oh, que claridad de confusion...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar