25.2.12

Una de las cajeras despedidas ayer por la tarde dijo muchas gracias al aire y adiós a sus compañeras. Cuando chica chispa se enteró, comenzó a recoger aire en los envases de plástico de agua vacíos. En mi tierra el espíritu vive en el aire –dice chica chispa-, si recojo mucho aire y lo conservamos en las botellas, tendremos espíritu envasado al vacío y podremos cambiarlo por macarrones a la boloñesa que han envasado hoy en la sección de charcutería.

4 comentarios:

  1. Chica Chispa se parece mucho a una que yo conozco... (cada vez más)

    Un beso fuerte o 2 poeta *

    ResponderEliminar
  2. Va a hacer falta mucho aire-espíritu para atender lo cotidiano. Malos tiempos, de cangrejo, nos llegan. Pero me consuelan las personas como la chica chispa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Eleanor,
    pues, me hace gracia y me gusta escribir sobre algo imaginario que tiene su correspondencia real al otro extremo del océano.
    Un abrazo.


    ...


    Isabel,
    a mí me sirve para 'volar' un poco. a veces hasta me río imaginando las situaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. El espíritu es libre y aunque intentemos embotellarlo, encontrará una rendija para decir adiós al carcelero y huir por los tejados.
    Pero los embutidos están muy bien!

    Besos!!

    ResponderEliminar