26.2.12

Mira –le dice chica chispa a hombre chispa-, un parapente. Me lo han regalado en la sección de deporte. Si mañana traes puesto sobre tu cabeza ese mismo gorro de lana, te dejaré el parapente para que planees sobre la playa de Xagó
-No podré planear con el gorro porque me lo llevará el viento. 
-Eso no es problema, a no ser que hayas pegado el gorro a la cabeza con ese pegamento superfuerte. Un hombre sin cabeza sí que sería un problema. 
-Igual que una cabeza sin hombre… o sin mujer –añade hombre chispa. 
-Mejor dejo el parapente en el contenedor de basura y que la basura planee sobre los edificios de la ciudad. 
-Ese contenedor pesa mucho, no planeará. 
-Lo subiremos al último piso –le contesta chica chispa, mientras señala hacia arriba con su dedo índice. 
-Habrá que pedir permiso. 
-Será un planear clandestino, como en mi tierra –responde chica chispa.

10 comentarios:

  1. Ambas cosas, una cabeza sola o un cuerpode hombre o mujer solo dan como escalofrios...
    No me imagino la basura volando y chorreando sus pequeños residuos sobre nuestras cabezas (o cuerpos), mejor pidamos permiso.

    Che!! Si publicas asi tan seguido me es imposible seguirte cada paso, tango que ir a los saltos por tu pasado!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Etienne,
    es que escribo y edito, me cuento cuentos, me divierto a mi manera y me imagino el contenedor de basura planeando sobre las cabezas, la basura dentro del contenedor...
    Qué gracia, me encanta que alguien del otro lado del océano vaya por mi pasado así como vas tú, a saltos, tanto me gusta que te llevo al blog de los comentarios, esto no me lo puedo perder.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  3. Y sin embargo, nadie nos ha pedido permiso a nosotros para que, a día de hoy, en efecto, planee tanta basura sobre nuestras cabezas. Por eso estoy con chica chispa. Me gusta su planear clandestino y sin permiso. Imaginar todavía no cuesta dinero.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Luna,
    lo he pensado al escribirlo, la similitud entre un contenedor de basura y un contenedor de ideas, la cabeza, la de basuras que otras cabezas tiran sobre nosotros en distintas formas, ¿o formatos?, desde palabras a proyectos de casinos.
    Imaginar ... de momento no se les arregla cobrar por ello.
    Un abracísimo.

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo con Luna, vamos, tan de acuerdo que he pensado lo mismo... pero me da esperanza leerte (leeros), saber que por fortuna hay algo que no pueden destruir ni ensuciar.
    Os mando un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  6. Gloria,
    la fuerza interior, la imaginación, la resistencia interna..., aunque el poder también sabe muy bien cómo ir doblegando toda esa fuerza.Pero siempre es el último reducto...
    De todos modos esto que escribo no conlleva ningún mensaje más allá de lo que a simple vista se lee.
    Gracias.
    Un abracísimo.

    ResponderEliminar
  7. Me gustan estos diálogos refrescantes, desprejuiciados, ligeros como los parapentes.
    Besitos con alas.

    ResponderEliminar
  8. virgi,
    me alegra saberlo.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  9. Y yo que creía que la basura estaba volando sobre mi cabeza hace rato...

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  10. Eleanor,
    a veces da la sensación de vivir en un gran basurero, a veces solo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar