10.1.12

Decimoséptima brevedad

I
Se llenó de pinzas, de tatuajes, de líneas rotas.


II
Para ser más naturaleza, colores discontinuos amarillos y verdes  que ascendían por sus brazos, hombros y cuello hasta llegar al punto final de la cabeza y de ahí bajaban en líneas rotas hacia los brazos, como un retorno sanguíneo, decía.


III
Cuando descubrió las cuchillas, interrumpió todos los caminos. Su cuerpo fue una pequeña fuente de aguas rojas, una pequeña catarata sin saltos demasiado abruptos. Un río sin navegación.

5 comentarios:

  1. cuerpo
    fragmentado
    tatuaje
    del
    fin*

    ResponderEliminar
  2. El domingo cumplo años y voy a autoregalarme un tatuaje. Aunque después de leer tus palabras creo que voy a pensarlo...

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  3. Un terrible ejercicio, amiga, el que ese alguien practicó...

    Terrible...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  4. Me encantaría tatuarme las Pléyades, pero aquí estoy sin decidirme.
    Besitos, MJ

    ResponderEliminar
  5. Eleanor,
    y virgi,
    si os hacéis los tatuajes que no sea sobre alguna vértebra. También se pueden hacer de esos que no duran siempre por si algún día os arrepentís.
    abrazos para las dos.



    ...


    Antiqva,
    bueno no todo se debe leer al pie de la letra, pero siempre sucede de todo.
    abrazos.


    ...

    Rayuela,
    Fragmentos, líneas, colores..., hay tatuajes de todo tipo.
    abrazos.

    ResponderEliminar