13.1.12

Decimoctava brevedad

 Es una salsa tártara. Di tártara. 
Tatara. 
No es un chiste, tienes que decir que es una salsa tártara. 
En una sala bárbara.


II 
Y aprendimos dónde se colocaba la salsa y por qué nuestro lugar en el mundo estaba entre los bárbaros ilustrados.

III 
Ilustres hombres. Ilustres barnizados. 
Antes fueron hombres ilustres sin barniz.

5 comentarios:

  1. Qué dificil! No pude decir casi la primer brevedad. Nunca seré ilustre yo, creo.

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  2. Todo un mito, lo de los bárbaros.
    Besos, MJ

    ResponderEliminar
  3. Eleanor,
    yo tampoco.Alejémosnos de los barnices. mejor tatuarse o pintarse el pelo que me dijo ayer alguien.
    Abrazos.



    ...

    virgi,
    sí este parecer culturizarse para estar casi siempre en el mismo lugar siempre me lleva a la barbarie.
    abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Todo es relativo pues, hasta el barniz, cubierta transparente debajo de la que se esconden austados bárbaros..

    ResponderEliminar
  5. Ico,
    sí, es otra forma de verlo, desde el otro lado.
    ¿y por qué los bárbaros se habrán asustado?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar