8.12.11

Decimoquinta brevedad

I
La ignorancia, ciega, nos hace levantar ídolos, afortunadamente suelen ser de barro y en cuanto abrimos los ojos se caen. Por suerte la soledad no requiere de más pies que los propios.

II
Se dispuso a conocer mundo, cuando se cansó se dio por satisfecho como si lo hubiera visto todo. ¿Cómo será dentro de doscientos o trescientos años recorrer universo y cuando se cansen darse por satisfechos como si lo hubieran recorrido todo?

III
A la tercera se dio cuenta, somos tan grandes, tan grandes, tan altos tan altos, tan listos tan, tan…, y las palabras se enrollaron sobre la lengua como hebras de lana, bajo el paladar como pelo sintético, entre los molares como hilos de seda, y las palabras acabaron sentadas en el sillón de un dentista iletrado y demoledor y salieron de allí con sabor a menta altivas como una iguana de ciudad.

9 comentarios:

  1. cómo serán los ídolos dentro de doscientos o trescientos años? y cómo serán las palabras?

    beso*

    ResponderEliminar
  2. Rayuela,
    dentro de doscientos o trescientos años tú y yo seguramente que recorreremos universos varios...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Por suerte la soledad no requiere de más pies que los propios.


    Por eso amo tanto mi vida solitaria ~

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  4. Eleanor,
    y si te falta la soledad siempre te quedará...la imaginación.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. somos tan grandes y tan tontos , el universo está dentro de nosotros y nosotros sin saberlo... un beso

    ResponderEliminar
  6. Ico,
    muy cierto, pero son universos distintos y ambos forman un todo, por eso admiro tanto a las mentes creadoras: cuentistas, pintores, cineastas..., que van conformando sus mundos dentro del mundo.
    Yo con una mente creadora a mi lado que me siga 'el juego' ya soy feliz y no necesito más universos.Es como llevar tu mundo en el bolso: lo que escribes, los libros que estás leyendo, la música y el móvil(que no falte)y si puede ser unos lápices de colores..., así de cargada fui yo, ahora ya no.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Yo quiere conocer el mundo... Mas que nada por caminar un poco, para bajar el colesterol...

    Andar por andar, vamos...

    Porque creo que, realmente, el mundo es muy repetitivo. Lo importante del mundo esta en nosotros, en como vemos nosotros el mundo.

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  8. Ojalá fuéramos así de grandes...

    Saludos y buena tarde de sábado.

    ResponderEliminar
  9. Antiqva,
    no es solo que conozcas el mundo, es que además nos lo muestras con tus fotografías, todas fantásticas, un mundo lleno de belleza.
    Para bajar el coles ese: calabaza, piña natural, aceite de oliva (..la mejor además está ahí en Córdoba)...

    Un abrazo
    ....

    La sonrisa de Hiperión,
    ojalá fuéramos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar