17.12.11

De un rostro una casa

Los canales, ya de por sí pequeños, quedarán reducidos a meros estanques. Así ganarán terreno los peatones. Los peatones de tierra. Los otros, los acuáticos, y subacuáticos, las aves marinas, las aves migratorias…, los que no circulan por el asfalto pero sí sobre y bajo el agua perderán terreno. Así vamos ganando terreno al mar. Jardines, puentes colgantes, edificios varios… 
Señores ingenieros, urbanistas sin futuro…, deberían volver a nacer pero en un siglo del Medievo y hacer de un rostro una casa con vías de lluvia y barro hacia el túnel de la boca, caminos de aire y flor hacia los puentes de los ojos y un horizonte anaranjado de sol sobre el primer plano de la frente cayendo hacia las sienes hasta enmarcar el rostro. 
Solo entonces podrían diseñar ciudades, urbanizar aguas estancadas y encauzar mares.

4 comentarios:

  1. ¿Has visto la fuente de Chicago? De una cara enorme, sale el chorro de agua y los rostros son de los vecinos.
    Una idea preciosa, que creo es de un español...tengo el nombre en la punta de la lengua...

    ResponderEliminar
  2. No conozco la fuente de Chicago, la buscaré...
    Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Esto es de una inmensa belleza.
    A mí también me gusta mucho el agua. Casualidades? hoy hablaba con mi madre que me gustaría mucho navegar.

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  4. Caminos de aire y flor hacia los puentes de los ojos...qué bonito MJ, recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar