28.12.11

.

Con el invierno regresa y se sitúa frente a mí, clava sus ojos en mis ojos, la soporto con mi mirada abierta al frío. Ella es sabiduría callada y símbolo en medio de la nieve sobre cualquier rama. Nombra un árbol, le digo. No responde nada. Me hace ir de nombre en nombre, castaño, nogal, avellano, roble… El humo se expande sobre el blanco y llega al rojo de los tejados, tejas árabes, lo pienso, no lo digo, me respondo, me nombro, me nombro como un yo identificativo.
El regreso.

3 comentarios:

  1. "Con los inviernos -dijo la señorita C.- todos regresamos a nosotros mismos...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  2. Yo nombraría un tilo.

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  3. Antiqva,
    ah,es la llegada de los fríos...
    Un abrazo.

    ...


    Eleanor,
    un tilo..., son preciosos, hace tiempo que no veo uno, tengo que fijarme porque por aquí hay alguno, y recuerdo uno en el Camino de Ceide...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar