9.11.11

.

Todo es hojarasca
pies sobre humus
noviembre parco en luz
y no pisar la nieve
del último cuento

noviembre en tus ojos
noviembre frío
y de mirada perdida
sobre agua
sobre líquidos derramándose
de sus frasquitos rotos

clavo bajo mis uñas
los cristales días
de la sangre aún no licuada
el margen de las letras
las aristas límites de tu cuerpo

(membrana del silencio)

7 comentarios:

  1. Nunca me gustó noviembre. Es un mes muy triste para mí (por cuestiones personales) ~

    Tu poema es inmenso.
    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  2. Es un mes apócrifo, sin lluvia ni glamour; sin alma y sin gloria.
    Pero hay que sobrellevarlo, está ahi y no hay forma de saltearlo.

    ResponderEliminar
  3. Eleanor,
    a mí me gusta mucho el otoño, y este noviembre trajo días extraños, es un mes de viento y de lluvias.
    Un abrazo grande.


    Etienne,
    aquí sí llueve en noviembre, es un mes de otoño,se caen las hojas de los árboles, los caminos son de color ocre,
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Qué imagen tan terrible esta, del día solidificado. Las horas vidriadas sin que la propia caricia sea capaz de hacer mella. Apenas una huella difuminada.
    Inmenso tu decir, María Jesús.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Conde de Galzerán,
    hay días terribles, días de sangre por los que parece huir la vida, y lo único que quieres es conservar-agarrarla aunque sea como cristales clavados debajo de las uñas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. y la hojarasca
    atravesará
    la membrana, tal vez


    abrazos*

    ResponderEliminar
  7. Rayuela,
    ahora desde la calma que vuelve..., encanta pisar la hojarasca mientras camino y darle alguna patada con las punteras, mientras oigo ese sonido de hojas secas quebrarse.
    Si pudiera ahora mismo ir a un monte a caminar...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar