25.11.11

4

Cuando hace sol la lagartija verde llega hasta la última balconada de Casa Grande. La niña la observa y juega con ella. La lagartija huye del palito de canela, que a modo de obstáculo encuentra en su camino. No sabemos qué pensará la lagartija verde, por qué confundirá quizá el juego con un ataque, o por qué preferirá un aroma distinto al de la canela.
Mientras esperamos esclarecer nuestra oscuridad sobre la psique de los reptiles, hacemos fotografías de sus hábitats. Los convertimos en top models del mundo naturaleza. Algunos han comenzado a ser bautizados con nombres paganos. Otros serán expuestos a las luces de las cámaras para pasar a la posteridad del celuloide.
(de Casa Grande)

7 comentarios:

  1. tal vez las lagartijas hagan lo mismo con nosotros, un día...

    el texto es bello, y me quedo con el aroma de canela*

    ResponderEliminar
  2. Lo malo de que las lagartijas se pongan a jugar con las niñas es que en cualquier momento puede aparecer un gato...

    Uhm, los gatos -como las niñas- tambien aman a las lagartijas...

    Pero con otro tipo de amor...

    ResponderEliminar
  3. Me gustaría saber cuáles son esos nombres paganos con que los han ungido!
    Yo siempre me digo: "Acordate que ellos te tienen más miedo que vos a ellos". Supongo que eso me explica muchas cosas...

    ResponderEliminar
  4. Rayuela,
    me encanta ver las lagartijas y los lagartos.
    Un abrazo.


    Antiqva,
    uno de tus gatos...,aquel blanco tan precioso, y el negro, comiendo de los sacos...
    Un abrazo.


    Etienne,
    yo no soy nombradora, ¿sabes que aquí hay un poeta especializado en poner nombre a los objetos nuevos? Es un nombrador.
    Un abrazo.


    (Por error he borrado comentarios y no he podido recuperarlos, si había alguno vuestro.., que sepáis que no fue deliberadamente.)

    ResponderEliminar
  5. Por estos lares hay muchas felices bajo el sol, andando por las paredes de las casas.. me gustan esos animales milenarios, tranquilos y pacíficos..

    ResponderEliminar
  6. Ahí ve un nombre pagano: ayer mismo me contó una amiga que tenía una lagartija a la que había puesto Betis (para quien no sea de aquí, Betis es el nombre de un equipo de futbol), supongo que también sería verde.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Ico,
    es muy raro ver una lagartija verde en mi ciudad, las últimas que vi eran amarronadas, como el asfalto, son preciosas, y recuerdo un lagarto verde sobre una piedra, cuidando su(s) huevo(s)1 o 2, en el pueblo, todos los veranos, tan quieto al sol, con la cabeza elevada como si me viera...que me vería.
    Cuánta belleza bajo las piedras.
    Un abrazo.
    ...


    Isabel,
    ¿Y tiene un significado 'Betis'?, como Sevilla, Hispalis, Iberia, Ibiza...Recuerdo que uno de estos nombres significa tierra de conejos..., hoy la memoria no me da para más, es una de esas muchas cosas que he ido olvidando.
    Pero es precioso que un topónimo signifique tiera de..., y que ese nombre se lo pongan a una lagartija...
    Claro, que ya srá del Betis tu amiga..., jaja...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar