3.10.11

Tercera brevedad


I

Poemas que irán a dar a la mar si no dejo de llevarlos conmigo.


II

En el cerebro el triple salto mortal del poema pantera o gacela.


III

Entre las hojas y las mariposas elegí las hojas, caen repetidamente todos los otoños y mis ojos las ven volar llevadas por el viento. Podría trazar un mapa con su morfología, un mapa de viento de coloridos ocres y que no fuera totalmente exacto. 

11 comentarios:

  1. Me quedo con la III.
    Mi vista y parte de mi esencia se vuelen con esas hojas.

    Un beso o 2 #

    Te admiro cada vez más *

    ResponderEliminar
  2. Que no mueran, llévalos contigo a la orilla, dales un soplo de vida otoñal..

    ResponderEliminar
  3. Eleanor,
    la III para ti,
    Un abrazo.


    Ico,
    no he podido responder todos los comentarios de atrás...
    a la orilla y que haya pleamar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Que pena pensar que los poemas siempre terminan muriendo, sea por una u otra causa...

    Todo tiene una caducidad. Debe ser alguna ley inexorable..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. trazás el mapa exacto de la poesía.

    besos miles*

    ResponderEliminar
  6. La II es la que más me gusta, la adrenalina se solidifica y se hace líquida varias veces por segundo en ese triple salto mortal.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. A veces los poemas no pueden soltarse y se pierden... a mí eso me desasosiega un poco aunque cada vez vienen menos, cada vez menos saltos en mi cabeza.

    Me gustan las cosas que no son totalmente exactas, únicas, nuestras.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por vuestros comentarios, Antiqva, Gloria, Rayuela, sinsuenyo(he visitado tu blog)
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por la poesía. Las hojas caen rojas en Suecia también.
    En Suecia, cuando yo era niño, decían que si los niños jugaran en las hojas podrían tener polio - ¿hay algo semejante en España o otros países?

    ResponderEliminar
  10. Es así como deben ser los mapas

    ResponderEliminar