26.10.11

31

He encontrado en mis excavaciones una araña voladora fosilizada. No está como cabría esperar incrustada sobre ámbar, quizá por las marismas. No sé si será del pleistoceno o alguna época anterior, o posterior, porque yo no sé nada previo a mi propia historia, pero seguro que es anterior a mi historia, seguro. Seguiré escarbando con el cacito de jabón de lavadora. Aunque no tengo prisa, espero que mi túnel alcance pronto el mar -le dice a hombre chispa.
Estoy a punto de llegar a la altura del séptimo piso -le contesta hombre chispa-. Continuaré perforando hacia arriba. Hasta encontrarme en lo más supersónico del sonido.

13 comentarios:

  1. Increíble... la de viajes que podemos emprender en un día y sin ser prácticamente conscientes...

    Te mando un abrazo enorme, mientras sigo indagando en las historias que rozan la mía propia.

    ResponderEliminar
  2. Y como la fe mueve montañas no está de más nada, menos mal que no homenajeaste los recientes neutrinos.

    ResponderEliminar
  3. Lo bueno de las arañas fosiles es que ya no pican...

    Lo malo es que no se comen a los mosquitos.

    Todo, siempre, tiene su lado bueno yn su lado malo.

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  4. A mí me gusta encontrar cosas ni que de casualidad imaginaba podía llegar a encontrar *

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  5. Yo quisiera volar hacia abajo y excavar hacia arriba, dijo un chino!
    Me hizo acordar a esas imágenes de cortes transversales en películas o capítulos de los Simpsons que hay enterradas naves espaciales, cuartos secretos, el centro de la Tierra es una diosa india de 8 brazos...
    8 a-brazos!!

    ResponderEliminar
  6. Gloria,
    el lugar donde se vive suele estar lleno de pequeñas historias subterráneas.
    Un abrazo.


    J.G.
    mi época de neutrinos ya ha pasado; me reencuentro con los insectos, después de todo procedemos del mismo polvo galáxico explosivo.
    Un abrazo.



    Antiqva,
    este verano he echado de menos a las arañas y a las mariposas, no sé qué depredador se las habrá 'esfumado'. Mi mundo de insectos se va enpequeñeciendo.
    Un abrazo.


    Eleanor,
    cualquier cosa puede pasar en cualquier momento: encontrar, perder...
    Un abrazo.



    Etienne,
    si miras desde otro punto de vista el arriba y el abajo no tienen por qué coincidir con nuestra noción exacta de las cosas.
    yo estoy esperando ver salir en cualquier momento no solo lava de un volcán enfurecido...
    8 abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Vagabundeando como suelo, y me encuentro este pecio tuyo. Arqueología en el cajón de la mesita de noche o investigar la protohistoria de lo insólito y lo nuevo en el cestillo de las labores. El desafío cotidiano. La aventura domestica. ¡Cómo me gustas!
    Pd. Voy a revelarte una noticia; todos-todos- tus añorados insectos han pasado el verano, aquí, en mi casa.

    ResponderEliminar
  8. Conde de Galzerán,
    Ciertamente estas historias son el detalle de lo cotidiano, aunque no tengo un cestillo real de labores y sí cacitos de jabón y un vecino que lleva cuatro meses reformando su piso.
    Ay, las arañas. Han regresado con el frío, no me gustan, aunque mantengo una extraña relación con ellas.
    Añoro el insecto palo, el insecto hoja, las libélulas azules y las verdes y también el tritón negro con la línea roja, la lagartija verde,..., hace tiempo que no están, se han ido.
    Muchas gracias por un comentario tan elogioso.
    Si que me gustaría leer entradas nuevas en 'Fanzara'.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. cuidado! la tierra es hueca!

    ResponderEliminar
  10. Ese hombre chispa sabe seguir el hilo de las historias. Yo creo que hasta el hilo de la vida.
    MJ, muchos besos

    ResponderEliminar
  11. El devorador de comentarios se ha llevados mis dos respuestas,

    Rayuela,
    ya me parecía a mí que la tierra era una gran oquedad, de dónde si no tantos materiales, igual que nuestras cabezas: vacías.
    Jaja...
    Ay, Rayuela.
    Un abrazo.



    Virgi,
    la vida sí que la sigue, la historia no sé.
    Por cierto, llevo varios días sin ver al hombre chispa real...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Como sabes observar la vida...atenta al devenir de sus cosas, y que bien lo cuentas, saludos.

    ResponderEliminar
  13. Antonio,
    no sé cómo lo cuento, a mí manera, siempre imaginándome algo más que lo que la simple vista alcanza a ver.
    Gracias.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar